¿Por qué cuesta tanto?

Antonio Sánchez Navarro se corona con un gran partido en el primer equipo del Mallorca, pero el suyo no ha sido precisamente un camino de rosas

El futbolista, que alcanzó su madurez en Son Bibiloni, sorprende con su explosivo debut como titular con el Mallorca en Segunda división… pese a todo. A sus 23 años, puede decir que ha jugado cedido en Poblense, Barakaldo y Mirandés. En Tercera, Segunda B y Segunda división, respectivamente. La pasada campaña con el Mirandés cuajó un año para enmarcar siendo una pieza clave en el esquema de Andoni Iraola. Su deslumbrante actuación en Segunda y Copa del Rey pedía a gritos un sitio en el primer equipo bermellón.

Su deslumbrante actuación en Segunda y Copa del Rey pedía a gritos un sitio en el primer equipo bermellón

Pero el camino de Antonio Sánchez hasta la elite del fútbol nacional no ha sido nada sencillo. En 2015, firmó por el Mallorca, procedente de La Salle. Entonces, el jugador se encontraba en edad de juvenil. Aquella temporada, la 15/16, Sánchez se hace con un puesto en el once titular del División de Honor. Pero no deja de ser paradójico cómo pese a la calidad de la plantilla, entre los que se encontraban Tomeu Pocoví, Gerardo Bonet, Alberto Toril, Ángel Rodado o Ángel Sánchez, apenas ninguno de ellos logra tener continuidad hasta poder debutar con el primer equipo. Aquella temporada el Mallorca queda 2º en su Liga, por encima del FC Barcelona, Real Zaragoza o Girona. Pero resulta que no tiene mimbres en su plantilla. Incomprensible.

Por poner en perspectiva el nivel que tenía aquel Mallorca en División de Honor, en aquel Barça había jugadores hoy en el fútbol profesional como Cucurella, Aleñá, Monchu o Carles Pérez. Y los azulgrana quedaron por detrás del Mallorca en la clasificación.

Al año siguiente, Antonio Sánchez se estrena en Tercera con el Poblense de Óscar Troya. Allí se encuentra cómodo, realiza una buena temporada pero se queda sin ascender a Segunda B. Por un gol.. La temporada siguiente, se gana la titularidad con el Mallorca B en Tercera, equipo que se queda a las puertas de ascender a Segunda B. Por un gol. El primer equipo bermellón estaba esa temporada en el fútbol de bronce español, pero Vicente Moreno no echó mano del filial. Al año siguiente, temporada 18/19, Sánchez sale cedido al Barakaldo, esta vez sí para competir en Segunda B. Fuera sí dan oportunidades a los jóvenes. Allí, crece como jugador, se hace con un puesto en el once y vuelve a quedarse sin ascenso. Esta vez a Segunda. De nuevo, por un gol. La pasada campaña, Antonio Sánchez muestra quién es. Se hace líder en el Mirandés, recién ascendido a Segunda división, equipo que deslumbraba por su atractivo juego de ataque y que alcanzó unas semis de Copa del Rey.

El fútbol es para los valientes, y Antonio se ha ganado a pulso su sitio

En resumidas cuentas, Antonio Sánchez ha tenido que disputar casi 140 partidos entre Tercera, Segunda B y Segunda división hasta poder ser titular en un encuentro oficial con el primer equipo del Mallorca. Un largo peaje al que muchos jugadores no acceden por sentirse menospreciados. Algunos desechan el fútbol, algo que aman, y caen en la depresión. Esta misma temporada, Sánchez apenas había disputado 67 minutos repartidos en cinco partidos con el Mallorca en Segunda. Demasiado miedo a probar sabia nueva en Mallorca. Es una buena noticia que Antonio Sánchez demuestre lo que vale. El fútbol es para los valientes, y Antonio se ha ganado a pulso su sitio. A base de insistir, ha logrado su premio. Que dure.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *