La sombra alargada de Miguel Soler

La destitución de Miguel Soler carecía de apoyos dentro del vestuario de la Penya Arrabal

La Penya Arrabal se equivocó destituyendo a Miguel Soler como técnico de su Juvenil A. Así lo dicen los datos. Desde que Soler fuese cesado a finales de enero de este año, la Penya ha sumado apenas tres de los 18 puntos en juego en el Grupo III-A de División de Honor, un 16.7 por ciento, y disputará la Fase por la permanencia tras concluir en penúltima posición en Liga, con 18 puntos. Solo por encima del Atlético Villacarlos, el conjunto catalinero ha visto cómo sus rivales le superaban semana tras semana en la tabla clasificatoria. La Penya, además, ha concluido la Primera fase de la competición con cinco derrotas consecutivas.

«Tres futbolistas decidieron abandonar la Penya Arrabal, decepcionados por cómo había actuado el club»

Con Miguel Soler en el banquillo, la Penya Arrabal había sumado un total de 15 de los 36 puntos posibles, lo que supone un 41.7 por ciento del total. Soler fue destituido en enero por motivos extradeportivos. Desde la Penya Arrabal se utilizó esa circunstancia para incriminar al técnico, que llevaba siete años en la entidad, de un presunto delito contra la salud pública. Tras el relevo de Soler, fueron varios jugadores del Juvenil A que barajaron entonces la opción de abandonar el equipo por sentirse muy ligados al método de trabajo de Miguel Soler. Finalmente fueron tres los futbolistas que dejaron el club, decepcionados por cómo había actuado la Penya Arrabal: El guardameta Álvaro Palomino, el lateral derecho Jaume Bonet y el centrocampista Sergio Medina. Además, todo el cuerpo técnico de Soler también presentó su dimisión en señal de desacuerdo.

La destitución de Miguel Soler carecía de apoyos dentro del vestuario de la Penya Arrabal

La Penya Arrabal, ya con el nuevo equipo técnico, retomó la competición con una contundente victoria por 7-1 ante un Atlético Villacarlos mermado por las bajas. Desde entonces, el equipo ha perdido la identidad de equipo intenso y compacto con la que había empezado la competición, y ha cosechado cinco derrotas de forma consecutiva para cerrar la Primera fase en penúltima posición. En esos últimos cinco encuentros de Liga, la Penya ha sumado dos goles a favor y 12 en contra.

Miguel Soler había logrado construir un equipo respetable y competitivo en División de Honor. B. Vich

Miguel Soler se convirtió en 2018 el primer entrenador que logró ascender a la Penya Arrabal de Liga Nacional a División de Honor. Tras no lograr mantener a la plantilla que él mismo había confeccionado en la categoría, volvió a intentarlo una temporada después. Y logró reeditar su éxito en 2020. Esta temporada disfrutaba como nadie viendo competir a su equipo, al que tanto quería. Pero se lo arrebataron de malos modos. La postura de jugadores y cuerpo técnico, en contra de la decisión del club, no deja lugar a dudas: El cese de Soler no contaba con fundamento o apoyo alguno dentro del club.