El CD Manacor merece respeto y admiración

En ocasiones, el fútbol no entiende de justicia. Efectividad, acierto, esos son los términos más utilizados en el argot del balompié. En el deporte y en la competición se mide a un individuo o a un grupo por sus resultados. Estos pueden ser excelentes e insuficientes a la vez, valga la paradoja. Pero cabría tal vez introducir la medida del esfuerzo realizado.

Esta temporada, el Juvenil A del Atlético Baleares se ha mostrado intratable en Liga Nacional. Y fruto de una gran campaña ha alcanzado la promoción a División de Honor. Ha sido el equipo más regular en cuanto a juego y resultados. En su camino hacia la gloria se ha topado con un arduo competidor. El Manacor ha plantado cara de principio a fin y sin rechistar. Ha aguantado casi hasta el final de la temporada un largo pulso particular con el equipo balearico. Este hecho, lejos de ser una derrota o un fracaso del Manacor, pone más en valor lo logrado por el Atlético Baleares. Ambos equipos, en su disputa y lucha directa por un mismo fin, se han hecho mejores mutuamente. Han hecho de la Liga Nacional Juvenil una categoría digna y bonita de ver. Es un triunfo dual.

El Manacor ha ofrecido lucha y entrega de principio a fin y no se ha rendido ni en las más difíciles circunstancias. CD Manacor

Ningún otro equipo en la competición ha aguantado el fuerte tirón del Atlético Baleares de Álex Casas. Solo el Manacor ha estado frente a frente y de cara en la disputa por la promoción. Los resultados del Manacor de Andrés Vázquez refrendan el buen trabajo llevado a cabo esta temporada por parte del cuerpo técnico y del elenco de jugadores, y deben servir de impulso para los siguientes y futuros retos. Cuesta mucho alcanzar la gloria. El conjunto balearico no jugaba en División de Honor desde la temporada 2016/17; el CD Manacor, desde la 2018/19. Conviene ponerlo en valor.

Dicen que el fútbol, con el paso del tiempo, le termina devolviendo a uno lo que le debe. Es la máxima del balompié. Eso significa que más pronto que tarde el Manacor y todo aquel que luche por un propósito acabará consiguiendo su objetivo. Solo hace falta persistir. El que la sigue la consigue.

Àlvar Moreno

Director de Tribuna Sol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.