El Mallorca quería a Kepa y fichó a Santamaría

Junio de 2016. El Mallorca ha logrado salvarse del descenso a Segunda B en la última jornada gracias a la victoria por 1-3 contra el Valladolid. El club ha dado vacaciones a la plantilla después de una temporada calamitosa, y los jugadores y cuerpo pueden iniciar ya sus días de descanso.

La escena tiene lugar en el ya desaparecido Bar Cristal de Palma. He terrminado mi jornada en la radio y tengo una cita. «No renovaremos a Tomeu Nadal y vamos a ir a por Kepa«, fue el mensaje que me transmitió un responsable deportivo del club con el que me reuní aquel caluroso día de verano. Tomábamos café con leche en el interior del local. El interlocutor pidió «discreción» pues creía que las posibilidades de cerrar el fichaje de Kepa Arrizabalaga por el Mallorca eran reales. Cumplí con mi palabra.

Kepa venía de ser titular con el Real Valladolid en Segunda, donde estaba cedido por el Athletic Club de Bilbao. Casualmente, no jugó el último encuentro de Liga ante el conjunto bermellón. Fue el único encuentro que no disputó por decisión técnica. Paralelamente, en el Mallorca se alternaron en la portería los guardametas Timon Wellenreuther (cedido por el Schalke 04) y Jesús Cabrero. Además, se fichó al mallorquín Tomeu Nadal en el mercado de enero, aunque no llegó a debutar.

En ese escenario, Wellenreuther volvió al Schalke 04 y Tomeu Nadal era nuevo agente libre. El Mallorca buscaba un portero con experiencia en la categoría para competir con Cabrero. Kepa Arrizabalaga, entonces de 22 años, rechazó la posibilidad de salir cedido por tercera vez. El Mallorca preguntó e insistió en esa posibilidad, pero no hubo forma. Para Ernesto Valverde, entonces técnico del Athletic Club, Kepa acabaría siendo el portero titular en Liga.

Roberto Santamaría, portero del RCD Mallorca 2016/17.

A principios de julio, el Mallorca presentó a Roberto Santamaría como nuevo guardameta bermellón. Un portero llegado procedente de la Ponferradina, que la temporada anterior había descendido a Segunda B. Santamaría, que actualmente defiende los colores de la UD Logroñés, acabó alternando la titularidad en el equipo con Jesús Cabrero. Aquella misma temporada, el Mallorca descendió a Segunda B.

Por su parte, Kepa Arrizabalaga acabaría siendo el portero titular del Athletic Club, recibió la llamada de la Selección española de Julen Lopetegui en 2017 y en verano de 2018 se convirtió en el traspaso de un guardameta más caro jamás llevado a cabo: 80 millones de euros pagó el Chelsea FC por él. Desde entonces es un blue más. El resto es historia.

Àlvar Moreno

Director de Tribuna Sol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.