Cuando el Mallorca le dijo ‘no’ a Podolski

El que fuese internacional con la Selección alemana y campeón del Mundial en 2014 recibió la negativa de la entidad bermellona en 2004

El que fuese internacional con la Selección alemana y campeón del Mundial en 2014 recibió la negativa de la entidad bermellona en 2004

Es verano de 2004. El RCD Mallorca ha adquirido cierto estatus en el fútbol español. En sus vitrinas ostenta una Copa del Rey, que logró la temporada anterior. Y no son pocos los intermediarios que ofrecen sus jugadores a la entidad bermellona.

La escena empieza en un plató de televisión, después de un programa. Un mediador y Vicenç Grande, quien fuese presidente del Mallorca entre los años 2005 y 2009, y con cargo de responsabilidad en el club, recibe el ofrecimiento de un futbolista alemán. Se trata de Lukas Podolski, que milita en el Colonia, recién descendido a la 2. Bundesliga (Segunda división alemana) y tiene entonces 19 años. Podolski ha anotado 10 goles en la Bundesliga, ha sido convocado con Alemania para disputar la EURO 2004 y se ha convertido en el futbolista teutón más joven en disputar una Eurocopa (19 años y 19 días).

El intermediario entre el Colonia y el Mallorca ofrece al jugador por 500.000 euros. Tras reposar su contestación, Vicenç Grande argumenta que le parece «demasiado caro». El negociador incide en la posibilidad de contratar a Podolski, e incluso ofrece a otro futbolista: el delantero croata Ivan Klasnic, quien llegó a estar en los planes del Mallorca en 2008, tal y como desveló Diario de Mallorca en su día. Nada. Para Vicenç Grande es mucho dinero, y no se fía. La operación no se cierra. Podolski seguirá una temporada más en el Colonia y logrará el ascenso a Bundesliga con 24 goles; Klasnic por su parte continuará en el Werder Bremen, anotará 19 tantos esa temporada y le ganará la Supercopa alemana al Bayern de Múnich.

La trayectoria de Podolski

Delantero de calidad contrastada, la carrera de Lukas Podolski despegó definitivamente en 2006, tras su fichaje por el Bayern de Múnich. Allí estuvo durante tres temporadas, donde ganó una Bundesliga, una Copa de la Liga y una Copa de Alemania. Entonces, volvió a su querido Colonia (2009-12). En ese periodo de tiempo no dejó de ir a la Selección, pese a no competir en un gran club o disputar competición europea. Firmó con el Arsenal en 2012. Allí se alzó con una FA Cup y una Community Shield. Pero su mayor éxito deportivo llegó en verano de 2014 con la consecución del Mundial de Brasil. Tras ese logro, pasó por el Inter de Milán, el Galatasaray turco, donde jugó hasta 2017, año en que se despidió de la Selección con 49 goles a sus espaldas.

Jugó durante tres temporadas en el Vissel Kobe japonés, junto al español Andrés Iniesta, y en 2019 regresó a Turquía. Firmó con el Antalyaspor, donde actualmente juega y lleva el brazalete de capitán.