Saúl Díaz: «Fue muy duro buscar equipo tras 21 años en el Poblense»

Saúl Díaz Recobeni tomó en enero de este año la más difícil de las decisiones que ha emprendido a lo largo de su carrera como futbolista. Abandonar el Poblense tras 21 temporadas en el club no fue tarea fácil para una persona tan arraigada a la entidad de Sa Pobla. Ahora mira ilusionado hacia el futuro más inmediato. Desea seguir disfrutando del balompié en el CE Constància, donde dice que quiere pelear por ascender a Segunda B. Todo ello mientras disfruta de ver crecer a su hijo, de dos años y medio: «Ver cómo disfruta me alegra el corazón», explica Díaz en esta entrevista a Tribuna Sol.

PREGUNTA: Después de tanto tiempo en el Poblense, viste ahora la camiseta del Constància. ¿Cómo ha sido el cambio?

RESPUESTA: Desde mi lesión de rodilla lo he pasado muy mal. Me rompí los cruzados hace dos temporadas y tardé en recuperarme. Cuando ya había cogido la forma física nos confinaron. En pretemporada tampoco pude jugar. Pero ahora en el Constància he recuperado la confianza. Después de 21 años en el Poblense sin lesionarme de gravedad me vi con la necesidad de buscar equipo. Fue muy duro.

«Sentirse con buenas sensaciones y ver que el entrenador cuenta contigo lo es todo para un futbolista»

P: ¿Le costó recuperarse tras la lesión?

R: No jugar estaba afectando a mi vida personal. Así que decidí hacerme un hueco en el Constància. Al final, todo es cuestión de confianza. Desde el primer día noté que Guillem Llaneras contaba conmigo. No hice un gran partido en mi debut, pero tenía buenas vibraciones. Ya he marcado y dado alguna asistencia en el poco tiempo que llevo. Sentirse con buenas sensaciones y ver que el entrenador cuenta contigo lo es todo para un futbolista.

P: Usted dijo en su presentación que fichaba por el Constància para lograr el ascenso a 2ª B.

R: Cuando voy a un sitio quiero estar lo más arriba posible. Entiendo la competición así. La verdad es que tenemos un equipazo. Joven pero muy buen equipo. Y es un año perfecto para subir. Pienso sinceramente que podemos ascender. Un 4º o 5º clasificado puede ascender. Lo ideal sería quedar primeros pero tuvimos un inicio de temporada con lesiones. Hubo días en los que solo había 13 jugadores disponibles. Así era imposible. Ahora, con compañeros recuperados podemos rendir mejor. Hemos cogido una buena dinámica en el tramo decisivo.

Saúl Díaz anotó ante el Portmany su primer tanto con el Constància. David Cantero

P: ¿Cuáles son los ingredientes necesarios para que un equipo tire hacia adelante?

R: El vestuario es lo más importante. Si hay un grupo bueno, disfrutas con lo que haces, ya tienes lo esencial. Tienes que intentar que tu equipo sea tu familia. Así todo va mejor. Luego, hay que tener un punto de suerte. En las liguillas cuenta todo. Al final lo que importa es que la pelota entre. Tienes que tener el viento a tu favor en momentos clave y confiar en que te saldrá bien.

P: ¿Qué le hizo decidirse a fichar por el Constància?

R: Es un club histórico y además el campo está espectacular, de cine. Y quieras o no, eso tira mucho hacia el jugador. Es un lujo. Personalmente estoy muy contento con la acogida de mis compañeros. Me encuentro muy bien.

Saúl Díaz: «Pienso sinceramente que podemos ascender». David Cantero

P: ¿Cómo definiría a sus compañeros de equipo?

R: Tenemos un grupo muy jugón. Nuestra idea de juego es presionar muy arriba para recuperar el balón, y luego tenemos facilidad para adaptamos muy bien al rival. Sabemos sufrir pero también jugar a tener el balón. Eso es una ventaja.

P: Con tantos partidos en sus botas, ¿eso pesa en un vestuario?

R: La verdad es que a veces intento ayudar un poco más a los jóvenes. Tengo 30 años y ya tengo algo de experiencia. He podido disputar muchos partidos. Intento transmitir lo que creo y pienso a mis compañeros. Pero también me gusta escuchar. Creo que podemos aprender los unos de los otros.

«El fútbol es mucho sacrificio, supone entrenar a diario, perderte muchos cumpleaños y demás compromisos»

P: ¿Le ha cambiado la vida ser padre?

R: Siempre lo pienso. Lo único positivo que me dio la lesión fue tener más tiempo para pasar junto a mi mujer y mi hijo. Ese vínculo que quieres tener cuando son pequeños, fui afortunado de poder disfrutarlo. Al final, algo malo se convirtió en algo positivo. Le veo que disfruta tanto cuando me ve por la tele que eso me alegra el corazón. Tras un partido me dijo: «Estoy muy contento, papá. Lo has hecho muy bien». Y eso con solo dos años y medio. Fue alucinante. El fútbol es mucho sacrificio, supone entrenar a diario, perderte muchos cumpleaños y demás compromisos. El éxito, en cambio, no depende de ti. Son muchos factores los que intervienen. Lo que tengo claro es que no quiero que a mi hijo le guste tanto el fútbol como a mí. Es muy sacrificado.

P: ¿Qué le empuja a seguir jugando a fútbol?

R. Al final, he tenido la suerte de disputar muchas fases de ascenso. Y solo conseguimos subir en una ocasión. Es como una moneda al aire. Un futbolista necesita que el entrenador le quiera, sentir que confía en ti. Eso es muy importante. Si no eres feliz haciendo lo que haces, algo debes cambiar. Por mi parte, seguiré jugando hasta que no pueda más. Al fin y al cabo, es lo que me gusta y me hace feliz.

Un comentario en «Saúl Díaz: «Fue muy duro buscar equipo tras 21 años en el Poblense»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *