Óscar Meza, el portero que tira (y marca) las faltas

Óscar Eduardo Meza Sánchez nació en Colombia en 1989. Tras 12 temporadas disfrutando del fútbol a nivel profesional en Sudamérica, emprendió hace casi dos años un viaje que le trajo a Mallorca. Un cambio de aires en el que esta temporada disfruta defiendiendo los colores del CD Ferriolense, de la Tercera división balear. El pasado fin de semana anotó de falta directa el gol del empate de su equipo ante el CD Manacor de Jaume Mut (1-1). Esta es su historia.

PREGUNTA: ¿Cómo se le ocurre a un portero tirar una falta en el minuto 61?

RESPUESTA: El lunes y el martes estuve practicando faltas con Álex, un compañero de equipo. Así que no es algo nuevo para mí. No es el primer equipo en el que lo hago.

Siendo portero, tirar faltas es algo arriesgado. Hay que ser responsable para hacerlo

P: ¿No se puso a temblar el entrenador?

R: Capaz que sí. Cuando el mister, Toni, me conoció, sabía que yo tiro faltas y penaltis. En el partido, solo le dije a los dos centrales que se quedasen al fondo. No sé que pensará el mister. Yo me fui a patear la falta.

P: Es decir, que no es el primer gol de falta que marcas.

R: En mi país ya marqué cuatro goles de falta y siete de penalti. También en Panamá hice uno. Jugué en Regional la temporada pasada, e hice goles también. Es algo arriesgado y hay que ser responsable para hacerlo.

P: Si se pueden comparar, ¿qué sensación es mejor, marcar o parar un gol?

R: Es muy distinto. Me apasiona mi posición. El arco, parar, tener un mano a mano. Y marcar es una sensación distinta. Son cosas que uno va descubriendo a medida que va jugando. Es un plus que el día que se pueda hacer está bien, pero lo mío es el arco.

Óscar Meza, en su paso por el Quindio, de la Primera división de Colombia.

P: ¿Cómo empezó todo? ¿Tienes algún referente?

R: En Colombia. Desde juveniles tenía buen golpeo de balón. Un preparador de porteros me dijo que tenía buena técnica. Y Julián Viáfara, arquero colombiano que jugó muchos años en Brasil, era compañero mío de equipo. Empecé a patear con él. Y me empezó a guiar en el lanzamiento de faltas, en el año 2013. Ahí empezó toda esta historia. Lo voy practicando allá a donde voy. No siempre sale, pero siempre lo practico.

P: ¿Qué te trajo a Mallorca?

R: Fue una decisión familiar. El fútbol es una carrera corta. En Sudamérica es bastante complicado ahora mismo asegurar el futuro de uno. Tengo familia, con pareja e hijo. Y en Panamá estuve parado casi ocho meses por una demanda. En ese tiempo decidí venir a Mallorca. Y empezar de cero. Llevo casi dos años en la isla. Me interesó volver a empezar. Llevaba casi 12 años en el fútbol profesional. Que sea lo que Dios quiera en este nuevo andar.

P: ¿Qué te está pareciendo la isla?

R: Estoy muy contento. Me gusta mucho. Me tratan muy bien. El clima, la isla como tal. Estoy muy contento. En esta etapa estoy haciendo lo que me gusta, lo que siempre he hecho.

Àlvar Moreno

Director de Tribuna Sol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.