Manolo Bosch: «La COVID-19 me hizo perder 12 kilos»

El secretario general de la Federació de Futbol de les Illes Balears, Manolo Bosch, relata para Tribuna Sol cómo han sido sus últimas semanas. Se contagió de la COVID-19 a principios de diciembre e ingresó en el hospital de Son Espases de Palma. Allí tuvo que ser intubado para sobrevivir a los severos síntomas del virus. Por fortuna, pudo abandonar el centro médico el pasado 12 de enero y tiene previsto reincorporarse a su puesto de trabajo en la FFIB a mediados de marzo.

«La fisioterapia me ha devuelto a la vida»

«Desde que me ingresaron hasta que salí del hospital había perdido 12 kilos. La COVID me los hizo perder. Mis brazos y mis piernas parecían globos deshinchados. Ahora me lo tomo todo con calma. La verdad es que me estoy recuperando bien e intento ver el lado bueno de las cosas. He podido recuperar 5 kilos a base de una buena dieta y trabajo de fisioterapia, eso a mí me ha devuelto a la vida», relata Bosch.

«Ahora salgo cada día a caminar. Y hago siempre 6 kilómetros a pie. El cuerpo me lo pide. Mi previsión es reincorporarme de forma paulatina a mi puesto de trabajo en la FFIB hacia mediados de mayo. Haré las horas que pueda. Si son cinco, pues cinco. No quiero forzar».

Ha desarrollado anticuerpos

Manolo Bosch comenta que «la parte positiva es que he desarrollado anticuerpos. Y los médicos me han dicho que es posible que solo me haga falta una primera dosis de la vacuna. La mala es que no saben hasta cuándo me durarán esos anticuerpos».

«Llegué a no poder escribir, no me acordaba de cómo se hacía»

«Sigo vivo gracias a la intubación»

«Ingresé en Urgencias de Son Espases el 12 de diciembre del año pasado. Tengo recuerdos borrosos. Apenas reconocía dónde estaba cuando me despertaba. Estaba desubicado. Llegué a no poder escribir, no me acordaba de cómo se hacía. La única solución fue la intubación. Allí estuve 15 días. Y gracias a ella sigo vivo», recuerda Manolo Bosch en esta conversación con Tribuna Sol.

Agradecimiento público

«Quiero dar las gracias públicamente por todos los mensajes que he ido recibiendo estas últimas semanas. Han sido motivo de enorme alegría y satisfacción. Me ha sorprendido muy gratamente ver toda la gente que estaba pendiente de mi evolución. De verdad, gracias. No me quiero olvidar de los sanitarios de Son Espases, especialmente los del área de Neumología. Es gracias a ellos que estoy aquí para contarlo», relata un emocionado Bosch.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *