Luces y sombras en el Mallorca B

El conjunto de Julián Robles se mantiene en la tabla pese a la derrota por 1-0 ante la PE Sant Jordi

Transcurridas 12 jornadas de Liga en el Subgrupo B de la Tercera división balear, el Mallorca B suma 21 puntos. En términos goleadores, el filial bermellón lleva 22 tantos, solo superado por el Formentera, que suma 23. Ibra Diabate (cinco) y Pablo Gálvez (cuatro) encabezan la lista de anotadores del conjunto dirigido por Julián Robles. Les siguen Alberto Bernardo y Luka Romero, con dos dianas cada uno.

Ahora bien, la derrota por 1-0 ante el Sant Jordi deja claro que el filial bermellón no termina de ser constante esta temporada. Si bien es cierto que se enfrentaba al conjunto revelación de Tercera esta temporada, las sensaciones no terminan de ser positivas del todo. No por el resultado, sino por el juego del equipo.

Los delanteros, muy solos

Los atacantes del filial bermellón están dando un buen rendimiento esta temporada. Pero no les llegan balones en condiciones. A los ya mencionados Diabate y Gálvez cabe añadir una nómina de delanteros compuesta por Javier Llabrés, Adri Montalbán y Cristian Makate, que están echando en falta la figura de un pasador que les filtre balones clave para encarar la portería rival. Los atacantes tienen calidad contrastada pero les falta llegar con claridad. Con la reubicación de Miguelito en el esquema de Robles, el Mallorca B necesita de futbolistas ofensivos como Javi Albín o Elías Chentouf, que piden paso en el once, para que puedan realizar esa función.

Ibra Diabate es, con cinco dianas, el máximo goleador del equipo. RCD Mallorca

Alberto Bernardo, una buena noticia

Incorporado esta temporada procedente del Rayo Vallecano, el polivalente centrocampista dio muestras de la calidad que atesora en los 64 minutos que disputó ante el Sant Jordi. Bernardo se ofreció, fue a recibir el balón, repartió juego a sus compañeros ubicados en las bandas e incluso tomó partida en alguna acción a balón parado. Tras un periodo de adaptación en el que el futbolista de 21 años ha anotado dos goles partiendo desde posiciones más de ataque, utilizarle en el centro del campo puede ser una buena alternativa, acompañando a Óscar Coll en esa faceta.

Necesita mejorar en defensa

El gol concedido ante el Sant Jordi fue el reflejo de la mala coordinación atrás. Primero el atacante Mario Mourelo superó con facilidad al lateral derecho Santi Llull y luego hizo lo propio con Fran González. El otro central, Óscar Sánchez, llegó tarde a cubrir al delantero rival Héctor Carrasco, quien hizo un recorte ante el lateral izquierdo bermellón Marc Carmona y remató a gol un potente chut desde el punto de penalti.

El Mallorca B no es un equipo que encaje muchos goles, ha concedido ocho, pero cuando lo ha hecho se ha dejado puntos. Le pasó ante el Platges de Calvià (1-0), se repitió en la derrota 2-0 en Santanyí y también en el empate a domicilio en Formentera (1-1).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *