Juanan García: «Creo que Luka será un pedazo de jugador»

Conoce bien Son Bibiloni y particularmente la quinta del 2004, que es la que dirigió en su etapa como formador en el fútbol base del RCD Mallorca. Allí permaneció durante año y medio. Juanan García hizo un gran trabajo con una de las mejores quintas que se recuerdan. Su buen hacer desde el banquillo se fraguó con títulos y se culminó con la consecución de la East Mallorca Cup 2019 en la categoría Sub-15, en la que aquel Mallorca se impuso en la final por 3-1 al Manchester City. Ahora, pasado un tiempo, algunos de los protagonistas de aquel equipo ya no están en el club. El caso más llamativo es el de Luka Romero, a quien el club hizo debutar en Primera con 15 años, se convirtió en el goleador más joven de LaLiga con apenas 16 y se ha marchado del club en el que jugaba desde 2015 sin haber firmado un contrato profesional. Ahora Luka ha formalizado su acuerdo de vinculación con la Lazio italiana, entidad que le ha ofrecido un proyecto deportivo más ambiciosos a nivel personal y colectivo.

«Yo hubiese apostado fuerte por Luka»

PREGUNTA: ¿Qué le ha parecido lo ocurrido entre el Mallorca y Luka Romero?

RESPUESTA: Mi punto de vista es el de cuando ocurre lo que ocurre con un jugador que genera esas expectaciones en un club por el que muchos se interesan… por la perla en bruto de un equipo, que diríamos. Yo lo hablé en su momento. Creo que Luka va a ser un pedazo de jugador. Porque es distinto y te resuelve partidos, así de simple. Tardará más o menos en explotar, eso lo dirá el tiempo. Lo que sí leí es que el Mallorca le hizo una oferta pero que no fue suficiente para que se quedara. Yo, con jugadores así, teniéndolo ya en el club, hubiese apostado fuerte por él para que pudiese haber crecido en la isla.

P: Lo que sí parece claro es que el Mallorca se precipitó haciendo debutar a Luka sin un contrato firmado.

R: Esas son las partes legales, de las que se encargan los representantes. Yo voy a lo deportivo, que es mi parcela. Yo si fuese el club hubiese hecho un esfuerzo para que el chico siguiese creciendo en Mallorca. De una manera o de otra, intentando que la familia estuviese contenta al cien por cien y haber apostado un poco más. Ahora bien, entiendo que los intereses de los clubes son los que son, y por una cosa o por otra, ahora Luka está en la Lazio y no en el Mallorca.

P: Desde su parcela de entrenador, ¿tenía plena libertad para decidir quién jugaba y quién no?

R: Yo estuve un año y medio como primer entrenador. A mí en ningún momento se me dijo que tuviese que jugar uno u otro jugador. Siempre he intentado separar la parte de contratos con la puramente deportiva, que es la que yo manejo. Y ahí no había ningún problema. Sí es verdad que cada cierto tiempo el staff técnico se reunía con la Directiva del fútbol base y hablábamos de cada jugador de forma individual. Pero nada más que eso. Yo entregaba mi informe y era libre de decidir con quién contaba.

«Creo que se está priorizando demasiado el rendimiento inmediato»

P: No es solo en el caso de Luka el que llama la atención, parece una mecánica instalada en el fútbol mundial. ¿No cree que hay un poco de obsesión por hacer debutar cuanto antes a los jóvenes futbolistas?

R: Me acuerdo siempre del caso de Raúl González, que debuta con el primer equipo del Real Madrid con apenas 17 años y lo hace impresionantemente bien. Entonces, cabe preguntaros qué buscamos. ¿El rendimiento de un jugador específico para un equipo que lo necesita o la progresión en cuanto a formación y que se vaya haciendo como jugador respecto a su edad? Yo considero que hay que hacer una valoración personal de cada caso. Creo que se está priorizando demasiado el rendimiento inmediato del joven jugador que debuta. Parece que si destaca en Cadetes, ya puede ir subiendo, o incluso en el caso de Luka, saltarse todas las etapas de formación e ir a la élite directamente. El de Luka es un caso que yo veía claro al 90 por ciento. Tiene las capacidades físicas, de concentración y personales como para estar en un equipo de élite. Ahora bien, considero un error pensar que si un jugador destaca en el fútbol base ya está preparado para equipos superiores.

Àlvar Moreno

Director de Tribuna Sol