Dominik Greif: «El Mallorca ha pagado mucho dinero por mí»

Ha tenido que pasar reconocimiento médico dos veces para fichar por el Mallorca. Con eso se podría resumir el culebrón que ha supuesto la incorporación del guardameta eslovaco Dominik Greif a la entidad mallorquinista. El Slovan Bratislava y el Mallorca pactaron no hacer pública la cifra total del traspaso del futbolista de 24 años, que aterriza en Son Moix con contrato hasta 2026. Es una auténtica apuesta de la Dirección deportiva que encabeza Pablo Ortells, pues no tiene experiencia en España, al contrario que el resto de refuerzos que han llegado este verano al equipo de Luis García Plaza. Su fichaje no pudo cerrarse en pasado mercado invernal por la negativa del Slovan. Pero ahora sí, Greif será portero del Mallorca en Primera división y competirá por un puesto con Manolo Reina. En esta ocasión, Greif expone su punto de vista sobre su fichaje en una extensa entrevista concedida para Sportnet.

«Sentí que Mallorca estaba más cerca de mi corazón»

Por qué el Mallorca

«Tenía tres opciones a dónde ir durante el periodo de fichajes y el club [el Slovan Bratislava] no me dejaba hacer ninguna. Fue más difícil para mí hacerlo entonces. Durante el verano tuve tres ofertas: de las ligas francesa, italiana y española. La Liga española ha sido la número uno para mí desde que era pequeño. También es actualmente la mejor competición del mundo. Otro factor fue Martin Valjent, gracias a quien me encuentro mejor aquí. La historia que ocurrió en invierno también resonó. Era el destino estar aquí, sentí que Mallorca estaba más cerca de mi corazón», declara Greif.

Fue apartado del equipo

«Busqué la ayuda de un psicólogo deportivo. Todos tenemos ciertos límites y los míos se han sobrepasado. En los últimos seis meses, cada partido en el Slovan ha sido un sufrimiento para mí. Todos sabían que llevaba un tiempo queriendo marcharme. Y no me dejaban de ninguna manera. Así que me alegro de que finalmente haya ido bien. Tengo la conciencia tranquila. Di el máximo por el Slovan. Algunas veces jugué incluso lesionado, con un dedo roto. La gente no lo sabe», explica el nuevo portero del RCD Mallorca.

Los primeros días en la isla

«Hasta ahora solo he estado en un hotel, en la Ciudad Deportiva y en el estadio. La verdad es que mis nuevos compañeros de equipo son excelentes, intentan comunicarse conmigo en inglés. Desde el primer día, también trato de entender el español. Ahora mismo, la prioridad es encontrar una vivienda. Quiero ajustar mi comodidad para no depender de que alguien tenga que llevarme y recogerme para entrenar. Tener una casa, un coche. Y luego ya podré contratar a un profesor de español».

«Voy a tener que acostumbrarme al calor de Mallorca«

La larga historia de un fichaje hecho realidad

«Sé que el Mallorca pagó mucho dinero por mí, me dieron un contrato de cinco años. La verdad es que siento la confianza desde el Manolo Reina hasta el entrenador. Eso no es ninguna presión sobre mí. Manolo es el capitán del equipo y un gran amigo. Ahora mismo lo que necesito es ponerme en forma física y también acostumbrarme al calor de Mallorca», relata Greif, recién aterrizado a su nuevo equipo.

Àlvar Moreno

Director de Tribuna Sol