Los guardianes del Atlético Baleares

Pau Socias Monserrat y Joan Tomás Gual. Ellos son los guardianes de la portería del Juvenil A del Atlético Baleares. Esta temporada 2021/22 competirán por primera vez en División de Honor, tras el ascenso que el equipo que dirige el técnico Álex Casas logró el pasado curso. Socias fue el meta titular la pasada campaña, en la que logró además alzarse con el Guante de Oro al portero menos goleador de la Liga Nacional Juvenil balear. Para esta ilusionante y exigente temporada en la máxima competición juvenil a nivel nacional, el Atlético Baleares se ha reforzado con la incorporación de Joan Tomás, guardameta de una gran proyección, y que llega procedente de la SD La Salle. En cuanto a las condiciones técnicas, sobre el tapete verde son dos porteros de cualidades similares y que seguro que la competencia entre ellos hará que sus prestaciones mejoren día a día. A buen rollo no les gana nadie.

Pau Socias Monserrat

Llega a la cita con la División de Honor juvenil tras completar un excelente año tanto a nivel individual como colectivo. Fue el meta titular del Juvenil A balearico la pasada temporada. Titular en un total de 22 encuentros de Liga Nacional, apenas encajó 14 goles (el que menos de toda la competición) y supo además mantener su portería a cero en 11 ocasiones.

Es un joven guardameta de unos encomiables reflejos, que a la vez domina de maravilla el juego de pies. Es capaz de liderar y guiar al equipo desde la portería y no se esconde en los momentos más difíciles que puedan darse. Tiene una gran personalidad, algo que le convierte en uno de los referentes del vestuario blanquiazul.

Joan Tomás Gual

Destacó en categorías inferiores del RCD Mallorca, donde estuvo durante siete temporadas. Ha sido pues el meta titular en los equipos de Son Bibiloni de los que ha formado parte durante más de un lustro, hasta que en enero de este año decidió cambiar de aires para afrontar un nuevo reto en la SD La Salle. En el club palmesano pudo desarrollar su juego. Disputó un total de 13 encuentros, entre Mallorca y La Salle en Liga Nacional, y su actuación fue determinante para certificar la salvación del conjunto sallista en la categoría.

Meta del 2004, es capaz de jugar bajo presión. Sabe sostener al equipo en situaciones difíciles y no se viene abajo bajo ninguna circunstancia. Dotado de una agilidad felina, su rápido tiempo de reacción es un seña de identidad, algo que le convierte en un muro casi infranqueable para los rivales. Al igual que Socias, domina el juego de pies y tiene la capacidad de ordenar al equipo desde atrás.

Àlvar Moreno

Director de Tribuna Sol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.