Álex Casas: «Hemos apostado por gente de la casa. Tenemos capacidad y talento»

Es la cara visible en el banquillo del Juvenil A del Atlético Baleares. Ha regresado al club después de su paso por el Platges de Calvià. Conocedor de la Liga Nacional, admite que el objetivo último es terminar en División de Honor. Pero que eso no supone ninguna obsesión: «Es absurdo hablar de lo que puede ocurrir en cuatro meses». Correcto en sus palabras, habla con claridad y sin tapujos. Manifiesta creer en el ambicioso proyecto de cantera balearico: «Hay que dar oportunidades a los jugadores que ya tengas».

PREGUNTA: ¿Cómo se vive en un equipo de fútbol la situación actual de pandemia?

RESPUESTA: Es todo bastante extraño y frío, pero te diría que lo hemos normalizado. Sí se nota más cuando hay partidos. El día de La Unión hice la charla debajo de un olivo. Nunca me lo hubiese imaginado. Tenemos que adaptarnos. Hemos sido camaleónicos. Estamos muy metidos en el aspecto deportivo pero es evidente que ahora todo es diferente. Los delegados y auxiliares limpian el material, no podemos usar los vestuarios y en parte se pierde un sitio importante para los jugadores. En pretemporada tuvimos un positivo y paramos 10 días, pero para ser honesto pensaba que iría peor. Era necesario arrancar la competición a nivel mental para que volviese el deporte.

El Juvenil A de Álex Casas se ha mostrado más que sólido hasta la fecha en Liga. CD Atlético Baleares

P: El año pasado se dio por terminada la temporada, así como estaba. Con ascensos y sin descensos de categoría.

R: Sí. Al final fue lo más justo dentro de las opciones que había. Se hizo de la mejor manera. El descenso es dramático y más duro. Pero vi bien que no se hiciesen efectivos. Las cosas vinieron así.

P: ¿Cómo han reaccionado los chicos ante la situación de pandemia?

R: En general están concienciados. No solo por el fútbol. El club les mete mucha caña. Hemos tenido algún contagio, lo están viviendo y no nos viene de nuevo. Por poco que sea, son conscientes. Lo llevan bastante bien.

«Se ha apostado por gente de la casa. El promedio de edad es más joven que otros años»

P: ¿Qué destacaría del equipo?

R: Representamos la palabra equipo. La gente puede pensar que seleccionamos a dedo. Pero esta temporada se ha apostado por gente de la casa, con cinco o seis refuerzos. el promedio de edad es más joven que otros años pero es a base de trabajo y paciencia que llegan los resultados. Tenemos capacidad y talento. Para mí lo importante era hacer un buen grupo. Los chicos se conocen, ya llevan años jugando juntos. Eso te lo pone más fácil. Por mi experiencia en la categoría, no asciende el que mejores jugadores tenga, sino el que mejor se adapta a la competición.

P: A veces fichar a los mayores talentos no sale bien.

R: Al final, necesitas tiempo. No todo depende de la calidad. Cualquier club con un poco de estructura no puede hacer muchos fichajes año tras año y empezar de cero. Hay que dar oportunidades a los jugadores que ya tengas. Porque te han dado rendimiento en cadetes o Juvenil Preferente. En posiciones clave sí veo bien fichar, pero con una base de 13 ó 14 jugadores que sean la casa. El club apostó por esta idea y me siento muy identificado.

«Para el fútbol base del club es un caramelo que un jugador nuestro toque el primer equipo»

P: ¿Es algún hándicap que el primer equipo convoque a juveniles?

R: Te condiciona en los partidos. Pero si el primer equipo necesita jugadores, es algo positivo. Por el club y por los chicos yo estoy muy contento. Para el fútbol base del club es un caramelo que un jugador nuestro toque el primer equipo. Significa que los jugadores tienen premio. Que cada dos años salga un Pedro Ortiz nos da la vida. Los resultados mandan pero a nivel de club si el entrenador mira hacia abajo, es una muy buena noticia para todos los técnicos que estamos abajo y en parte, da sentido a nuestra labor.

P: ¿Cuál es el objetivo deportivo del Juvenil A del Atlético Baleares?

R: Por estructura, necesitamos que el fútbol base esté en las máximas competiciones. Llevamos tres años intentándolo. Queremos acortar la distancia entre el primer equipo y el Juvenil A. Eso pasa por estar en División de Honor. Es muy fácil decirlo pero muy difícil conseguirlo y eso pasa por lo que hagas en el día a día. Y haciéndolo muy bien, tampoco te garantiza que lo consigas. Solo sube un equipo de 21. Debemos estar en la pelea, cosa que otros años no se ha conseguido y si llegamos a esa situación a falta de pocas fechas pues será el momento de echar el resto.

El Juvenil A ha obtenido puntos en los minutos finales de partidos clave. CD Atlético Baleares

P: ¿Es fácil lidiar con la exigencia de ganar?

R: Eso se vive de forma natural. Se asume. Los chicos presuponen que hay que luchar por el ascenso. No conozco ningún equipo que trabaje para perder. Los resultados nos acompañan y no intentamos transmitir la urgencia o necesidad de ganar. No tenemos esa presión en el día a día. Es absurdo hablar de lo que puede ocurrir en cuatro meses y realmente vamos semana a semana. Si me dan a escoger, quiero ir primero con diferencia. Pero a día de hoy lo importante es no descolgarte. Estar en la pomada. Al principio nos costaba ganar. Hay que dejar de ver la clasificación como una obsesión. Centrarnos en nosotros y competir hasta el final.

P: ¿Cuáles cree que van a ser los equipos a tener en cuenta de la categoría?

R: En nuestro grupo, el Manacor, por supuesto y el Menorca. Marcan la diferencia, ambos equipos tienen armas de sobra para pelear el ascenso. En el B, el Constancia tiene un equipazo, y el Portmany me parece que están haciendo bien las cosas. La clasificación es anecdótica porque cualquier equipo te va a competir.

Muy difícil de superar, el Juvenil A balearico parece el equipo a batir esta temporada en Liga Nacional. CD Atlético Baleares

P: A la hora de jugar, ¿es algún tipo de hándicap el césped que pueda haber en cada campo?

R: Condiciona. En Liga Nacional hay buenas instalaciones. Pero también hay campos que te condicionan el juego donde es imposible circular el balón con fluidez. Por terreno de juego y por dimensiones también. Y hay que jugar a otra cosa a veces, hacer otro tipo de partido. Hay fases del partido en las que tienes que adaptarte.

P: Desde el punto de vista del entrenador, ¿es más fácil aprender cuando se gana?

R. Depende de la autocrítica. Pero cuando no ganas le das más vueltas a las cosas. Y eso te hace mejorar. Intento que un resultado no me condicione a la hora de analizar a mi equipo, ver realmente lo que ha ocurrido en el juego. Para bien o para mal. Yo siempre tengo cosas a mejorar. Ganes o pierdas, no hay que dejar de decirlo. Cuando se pierde hay que dar confianza a los jugadores y evitar la relajación cuando se gana. Pero en ambos casos tenemos que aprender.

«Hemos sacado puntos en los minutos finales. Eso dice mucho del equipo que tengo»

P: ¿Cómo definiría a su equipo?

R: Un grupo con alma y carácter. Muy implicado a la hora de entrenar. Cuando un partido se pone feo no bajan los brazos. Cuando no salen las cosas a veces es difícil creer. Hemos sacado puntos en los minutos finales. Eso dice mucho del equipo que tengo.

P: ¿Cómo es el nivel del fútbol base en Baleares?

R: El nivel del fútbol base es bueno. Falta que en cadete e infantiles tengan un grupo único. El modelo no ayuda a los jugadores a crecer. A nivel competitivo, quiero destacar la Liga Nacional. Es un lujazo. Todos los partidos son competidos. Los chicos tienen la ilusión por llegar y puedes apretar a los jugadores al máximo porque lo disfrutan. A la larga, eso nos hace mejorar a los entrenadores. Ves que los equipos están trabajados y que todos tienen argumentos para ganarte.

P: ¿Sirve el deporte como herramienta para transmitir valores?

R: Te sirve para cualquier valor positivo. El valor del esfuerzo y la constancia lo tenemos muy en cuenta. Si un jugador entrena bien, le acabará llegando el momento. No se tienen que dejar llevar. No regalamos nada a nadie, se lo ganan ellos. Hay que ser constante. Es un ejemplo para todos. Nunca sabes cuándo va a llegar tu momento pero cuando llegue, tienes que estar preparado. El esfuerzo suele tener premio. Ponemos en valor el equipo por encima de lo individual. Es un grupo que funciona solo. Entre ellos se animan y se motivan, tienen hambre. En cuanto al ambiente, estoy muy orgulloso de ellos.

Àlvar Moreno

Director de Tribuna Sol

Un comentario en «Álex Casas: «Hemos apostado por gente de la casa. Tenemos capacidad y talento»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.